Consultar RAPI : Vehiculos robados CDMX

El RAPI o Registro de Automotores de Procedencia Ilícita, es un servicio de consulta por internet disponible para que los ciudadanos puedan consultar y verificar si un vehículo es de procedencia lícita o no.

Este sistema de consulta está diseñado por la PGJDF,  Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En México, no se contaba con una base de datos que permitiera a la ciudadanía consultar si un vehículo es de procedencia ilícita. En la actualidad, algunos grupos delictivos han evolucionado adoptando diversos modus operandi para allegarse de recursos y vehículos para el desarrollo de sus actividades criminales.

El predominio de prácticas ilícitas durante las operaciones de compra y venta de automotores incluye aquellas que se realizan en lotes de venta, por anuncios en medios impresos, electrónicos o de manera personal, lo que constituye un riesgo al desconocer su procedencia y legitimidad de la propiedad.

El procedimiento para verificar si el autor contaba con algún historial delictivo era la corroboración del número de serie, placa y número de motor del vehículo en un sistema de acceso restringido, poco confiable y que no ofrecía alguna seguridad en la información, intercambiándose dicha información por una remuneración económica, propiciando actos de corrupción y, en consecuencia, generando actos de inconformidad.

rapi pdjdf

Es importante destacar que los vehículos producto de hechos constitutivos de alguno de los siguientes delitos, son susceptibles de ser vendidos a terceros o ser usados para la comisión de otros hechos delictivos por los mismos sujetos activos.

Secuestro.- Los familiares de las víctimas en ocasiones, completan el pago del rescate con bienes o entregando a los probables responsables algún automotor con la documentación original, mismo que posteriormente es comercializado de forma libre o, en su caso, utilizado para la comisión de otros ilícitos.

Fraude.- Los sujetos activos del delito realizan el pago del automóvil con cheques falsos, fichas de depósito apócrifas y depósitos bancarios inexistentes, engañando a la víctima para hacerse ilícitamente del bien y de la documentación original, con el fin de comercializarlos libremente o, en su caso, los utilizan para la comisión de otros ilícitos.

Extorsión (Vía telefónica).- Los delincuentes amenazan a la víctima con causarle a él o a su familia algún daño si no entregan determinada cantidad de dinero o bienes, obteniendo en ocasiones de esta forma vehículos con documentación original, que posteriormente comercializan de forma libre o, en su caso, igualmente son utilizados para la comisión de otros ilícitos.

Abuso de confianza.– En diversas ocasiones dueños de taxis, comercios y empresas, entregan a sus empleados motocicletas o vehículos para el desempeño de sus funciones, los cuales disponen de ellos aún sin habérseles transmitido su dominio, abusando de la confianza del patrón o propietario del bien, el cual en ocasiones llegan a comercializar de forma libre con documentos falsos o, en su caso, utilizarlo para la comisión de otros ilícitos.

Por todo lo anterior, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal a través de la Dirección General de Tecnología y Sistemas Informáticos desarrolló el sistema de consulta web del Registro de Automotores de Procedencia Ilícita (RAPI), el cual es una base de datos que contiene la información de vehículos que proceden de algún hecho delictivo.

RAPI o REPUVE: entérate cómo y cuando se consultan

A diferencia del REPUVE o Registro Público Vehicular, el RAPI está enfocado exclusivamente a compartir información de los vehículos que hayan sido reportados como robados exclusivamente en la Ciudad de México y no a nivel nacional, como sucede con el REPUVE.

Aunque el REPUVE es una base de datos mucho más completa, basta y compleja, ya que contiene los datos de todos los vehículos que permanecen en México, muchas personas acostumbran a revisar la información de ambos, tanto del RAPI como del REPUVE, ya que así verifican la procedencia de un vehículo y que éste no haya sido producto de un robo o un hurto.

La creación del RAPI atiende la necesidad de poner un freno o limitar la frecuencia en la que ocurre el robo de vehículos en las calles de Ciudad de México, aportando garantías para los dueños de los vehículos, como de los posibles compradores de estos vehículos y aseguradoras automovilísticas.

El efecto positivo es que se logra evitar y se erradican también todos los procesos de compra o de venta de vehículos reportados como robados en la ciudad de México.

En la práctica, toda persona que desee adquirir un vehículo, para asegurar su inversión, no perder dinero y evitarse problemas con la ley, debe considerar acceder a los datos de la base de RAPI y constatar, de forma gratuita, que el coche que quiere comprar, no ha estado involucrado en un hecho delictivo o ilegal.

Consultas en RAPI Online

Lo primero que se debe hacer cualquier persona, que desee hacer la revisión del historial de un vehículo, es ingresar al portal de RAPI en la siguiente dirección: http://rapi.pgjdf.gob.mx/RAPI/vehiculo

rapi pgj

Una vez allí, es conveniente que tenga a mano alguno de los siguientes documentos:

o Número de permiso
o Número de motor
o Placas
o Número de serie

Además, es importante conocer que este servicio tiene carácter informativo, y que por ello no aporta una base legal como tal, así que se considera necesario que la consulta realizada, sea confirmada por las autoridades competentes en el área.

Beneficios Obtenidos por la consulta RAPI

· Disminuye el riesgo de adquirir un vehículo automotor cuya procedencia sea ilícita, convirtiéndose así en una herramienta tecnológica potencial para la prevención del delito.

· Dificulta la comercialización de vehículos automotores que estén relacionados con algún delito, lo cual se traduce en un combate directo a la economía de quienes utilizan tales vehículos para llevar a cabo actividades ilícitas.

· Permite transparentar la información contenida en la base de datos de vehículos relacionados con los delitos de robo, fraude, extorsión, secuestro o abuso de confianza, de manera ágil y accesible para cualquier persona en la Ciudad de México, en cualquier otra Entidad Federativa o País.

· Aumenta el porcentaje de recuperación de vehículos que han sido instrumento, objeto o producto de algún delito, toda vez que la información está disponible para cualquier Instancia gubernamental, de Procuración de Justicia o corporación policial.

· Evita la realización de actos de corrupción por parte de servidores públicos que, actuando al margen de la ley, proporcionaban información respecto a si un vehículo contaba con reporte de robo a cambio de dinero o alguna otra dádiva.

Información de contacto: teléfono de consulta

Para obtener una mayor información con respecto al tema, el Registro de Automotores de Procedencia Ilícita pone a la disposición de todos los interesados su línea telefónica: 01-800-00-PGJDF.

Quizás te pueda interesar también:

Deja un comentario